Portada Opinión Accidentes de tránsito, un reflejo adicional de sociedad violenta
Opinión - abril 9, 2019

Accidentes de tránsito, un reflejo adicional de sociedad violenta


El primer trimestre del año 2019 ha finalizado, y una de las novedades relevantes en negativo han sido los múltiples y mediáticos casos de accidentes de tránsito con personas fallecidas en la escena y otros en los centros hospitalarios.

La radiografía de los denominados siniestros viales son los siguientes de acuerdo a datos oficiales del Viceministerio de Transporte en el orden: 1) invadir carril contrario 1,112 casos;  2) distracción del conductor 1,087 casos;  3) no respetar señal de prioridad 841 casos; 4) no guardar distancia de seguridad 811 casos;  5) velocidad inadecuada  432 casos; 6) circular en reversa 256 casos; 7) adelantar de manera antireglamentaria 159 casos;  8) estado de ebriedad o droga 111 casos;  9) giro incorrecto 102 casos; para totalizar 5,218 reportes en los primeros tres meses, con un promedio diario de 58 casos de accidentes de tránsito en El Salvador, y como resultado 2,722 lesionados y 352 fallecidos, lo que representa un promedio de 12 personas diarias que mueren; como puede observar, las primera nueve causas son completamente atribuibles al conductor y evitables.

Revisemos los principales como invadir el carril contrario, los salvadoreños le denominamos “tercer carril” y ésta es una práctica imprudente, temeraria, abusiva, irresponsable y que en la mayoría de casos genera accidentes de tránsito con consecuencias de muertes y heridos de gravedad, es una actitud de prepotencia. Y si no generó accidentes complicó el tráfico, ya que adelante no le dan “chance” de meterse.

La distracción del conductor en la mayoría de casos en los últimos años es por ir utilizando el teléfono móvil inteligente para responder redes sociales, correos electrónicos, enviar abundantes notas de voz ya que se observa la forma de manipular la terminal, y existen algunos conductores trabajando con computadoras portátiles, tabletas, viendo películas en el DVD instalado en el tablero, entre las principales pero no las únicas.

No respetar señales y guardar la distancia es de las más evidentes al conducir un vehículo, el que viene atrás se puede observar por el retrovisor que lo tiene a pocos centímetros, olvidando y haciendo caso omiso al reglamento general de tránsito.

Conducir bajo los efectos de alcohol o drogas se ha convertido en un deporte nacional, muchos van a justificar que no es de las primeras cinco causas, pero es de las que genera más cobertura mediática y muertes; ahora las cervecerías están hasta en los principales centros comerciales y complejos, es normal, sin que ninguna autoridad diga nada; salen a altas horas de la noche de los centros comerciales en evidente estado de ebriedad sin que se tomen acciones y son infracciones graves en flagrancia en el momento mismo de abandonar los centros comerciales. Antes era viernes sábado chiquitito, ahora es de lunes a domingo, es igual para embriagarse y conducir vehículos.

Nuestra sociedad tiene raíces de violencia de larga data, los niveles de intolerancia y diferentes expresiones de violencia se encuentran presentes en el diario vivir, incluyendo en el tráfico, por qué nos extrañamos; los niveles de agresividad y violencia de muchos conductores son un reflejo de esa violencia que nos afecta; pensar que estos accidentes y fallecidos se solventarán con la receta fracasada  de incrementar las multas y penas es continuar errando; recomiendo trabajar en los aspectos de educación, cultura de paz, perfiles psicológicos reales para los aspirantes a licencia de conducir por primera vez, pero también en las refrendas; hay que trabajar en tecnología como vídeo vigilancia en los semáforos, calles, avenidas y autopistas para actuar en prevención pero con intervención de patrullas de la PNC al verificar conductores conduciendo a velocidad no permitida, tercer carril, pasarse semáforos en luz roja, entre otros.

Y no menos importante en el tráfico vehicular actuar con cortesía, darle el paso a alguien que está tratando de incorporarse a una calle principal son pequeñas pero grandes acciones que nos cambian el día. En casa tomemos el tiempo de hacer conciencia a los que tienen el privilegio de conducir y trasladar a otros miembros de la familia.

Deja un comentario

Ver tambien

Reduce la deserción en la PNC en El Salvador

POR RICARDO SOSA / 16 de septiembre del 2021 La estrategia impulsada por el gobierno del p…