Portada Opinión Desafíos en seguridad pública y ciudadana para 2019
Opinión - diciembre 29, 2018

Desafíos en seguridad pública y ciudadana para 2019


Estamos a pocas horas de finalizar 2018, son días de reflexiones, balances, análisis y sin duda la seguridad pública y ciudadana no escapan de esta coyuntura, aunque la campaña presidencial ha mantenido el tema de manera periférica en especial sobre combate y represión del delito, es oportuno no dejar de abordarlo como el principal problema del país, y del cual los ciudadanos lo continúan posicionando en las encuestas como la primera demanda que debe ser atendida por los aspirantes a la presidencia de la república: inseguridad, crimen y violencia social.

Tenemos una coyuntura interesante para el próximo año como es un nuevo gobierno, y se suma un nuevo fiscal general, no son temas menores, hablamos de nuevas direcciones y liderazgos en la FGR, Ministerio de Justicia y Seguridad y sus dependencias, y PNC que implican cambios en políticas, planes, estrategias, visión. Esta recomposición de no tener una estrecha comunicación entre funcionarios salientes y electos podría generar un vacío que puede aprovechar el crimen organizado, y con consecuencias lamentables para las autoridades entrantes en sus primeros meses de gestión.

Por lo anterior es mi sugerencia se consideren de manera muy especial las siguientes modalidades delictivas para desarrollar los planes y estrategias institucionales que son las que afectan principalmente a los ciudadanos:

-Homicidios: se registra una tercera disminución consecutiva anual que es un avance y necesita un fortalecimiento de todos los planes y estrategias que estén a su alcance. Una meta razonable y que se puede lograr para el próximo año sería disminuir veinte puntos porcentuales en tasa de homicidios. Así como incrementar la impunidad de este delito que es una de sus principales motivaciones.

-Privaciones de libertad (desaparecidos), apoyar a la FGR, PNC y el IML para que fortalezcan sus unidades, dotarlos de tecnología de punta, personal especializado, conformar equipos de búsqueda inmediata, atención integral a las víctimas y resolver la impunidad de esta tipología criminal.

-Extorsiones, se ha convertido en el negocio del presente siglo para los criminales, hay una percepción que es el delito más fácil de cometer en El Salvador. Se requiere, insisto una vez más, una «Cruzada Nacional anti extorsión» con el apoyo de todo el Estado. Es posible frenar la extorsión en 2019.

-Desplazamientos forzados internos, deben de parar, los ciudadanos tienen derecho al pleno goce de sus derechos constitucionales. A vivir donde han decidido, y a trabajar donde desarrollan sus emprendimientos y negocios.

-Expresiones de violencia contra la mujer y feminicidios, durante 2018 cada día fue asesinada una mujer, y seis de cada diez mujeres sufrieron alguna expresión de violencia regulada en la LEIV.

-Hurto y robo, afecta a los ciudadanos, golpea la economía de las familias y genera un nivel de percepción que estamos mal o peor. Aunque los delitos presenten tendencia a la baja.

-Amenazas y lesiones, el reflejo de una sociedad violenta e intolerante, que privilegia la violencia como método de resolución de conflictos o diferencias.

Que Dios bendiga a El Salvador, a los actuales y futuros funcionarios del gabinete de seguridad, FGR, PNC, Fuerza Armada, Centros Penales, CAM, muchas gracias por su esfuerzo y servicio.

Deja un comentario

Ver tambien

Reduce la deserción en la PNC en El Salvador

POR RICARDO SOSA / 16 de septiembre del 2021 La estrategia impulsada por el gobierno del p…