Portada Opinión La Declaración de Doha
Opinión - julio 23, 2019

La Declaración de Doha


La “Declaración de Doha” fue adoptada en el décimo tercer congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal celebrado en Qatar, siendo un cónclave y llamada a la integración global para la prevención del crimen y la justicia criminal en la ampliada agenda de Naciones Unidas y que ha sido avalado por la Asamblea General. Esta declaración tiene como pilar fundamental el entendimiento de que el Estado de Derecho y el desarrollo sostenible están interrelacionados y se apoyan mutuamente.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito-UNODC con el apoyo económico del Estado de Qatar ha lanzado un programa global dirigido ayudar a los países a conseguir un impacto sostenible y positivo en la prevención del crimen, justicia criminal, Estado de Derecho y prevención de la corrupción; promoviendo sociedad inclusivas, libres de corrupción, pacíficas para un desarrollo sostenible, y que sus ciudadanos tengan una facilitación de acceso a la justicia para que sus instituciones sean efectivas y responsables en todas sus áreas y niveles.

La Declaración Doha, al conocerla y estudiarla, es impresionante como visualiza el desarrollo de sus ciudadanos y los ubica al centro, para lograrlo tiene cuatro componentes:

-Educación para la justicia: previene la delincuencia y promueve una cultura de legalidad a través de una serie de actividades educativas en diferentes niveles de la educación como primaria, secundaria y universitario. Trabaja en la siguiente generación y fomenta que los estudiantes trabajen en sus comunidades y se comprometan con valores en su profesión.

-Integridad judicial: instituciones resistentes a la corrupción, transparentes, asisten al poder judicial para prevenir y fortalecer la corrupción en el sector justicia.

-Rehabilitación de personas privadas de libertad en prisiones: los programas en cárceles son fundamentales para proteger a la sociedad del crimen y reducir las reincidencias. Los internos deben de ser preparados para su libertad luego de cumplir su pena para lograr que su reinserción sea exitosa, apoyándolos al interior del sistema penitenciario y al salir de este.

-Prevención del crimen a través del deporte: proporcionando a la juventud experiencias positivas y para un desarrollo saludable generando en los jóvenes conductas, hábitos y valores positivos.

La UNODC en El Salvador ha contribuido brindando cooperación, asistencia, capacitación para el Estado salvadoreño de manera permanente, es así como por medio de la Declaración de Doha y su proyecto “Una segunda oportunidad en la vida” apoyaran en los centros penitenciarios la implementación de educación superior para fomentar desarrollo técnico y académico en los privados de libertad para una rehabilitación y reintegración social.

Esta semana se cuenta con la visita en el país del señor Marco Teixeira, Coordinador del programa global para la implementación de la Declaración de Doha quien estará supervisando y lanzando diferentes programas de apoyo al Estado salvadoreño como la “Red Mundial de Integridad Judicial” para ingresar como Estado de manera oficial a la red. En el área educativa se cuenta con la estrategia para la prevención del delito cibernético para el Ministerio de Educación, además se diseñó y lanzó una exposición permanente sobre prevención de delitos informáticos en el Museo de los niños “Tin Marín”, que ha beneficiado a más de 77,000 visitantes.

No queda más que agradecer a UNODC, y en especial a la Oficina de país El Salvador por su liderazgo mundial y local, en la lucha contra las drogas ilícitas, el delito y la delincuencia internacional, así como al sistema de Naciones Unidas por su invaluable apoyo a nuestro país. Adelante con la Declaratoria de Doha promoviendo una cultura de legalidad.

Experto en seguridad y criminología

Deja un comentario

Ver tambien

Reduce la deserción en la PNC en El Salvador

POR RICARDO SOSA / 16 de septiembre del 2021 La estrategia impulsada por el gobierno del p…